-ATAMIRI- UN TRADUCTOR ELECTRÓNICO PIONERO, MADE IN BOLIVIA… QUE NUNCA FUNCIONÓ

Publicado: septiembre 15, 2011 en ojo con el sordo
Etiquetas:, ,

En la edad Jurásica de la informática 1985 DC. Guzmán de Rojas presentó a la comunidad un nuevo sistema en desarrollo de traducción simultánea entre y viceversa del español, francés, inglés, etc. basado en el aymara como idioma “pivote” o base. O sea, se traducía por ejemplo del inglés al aymara y de esta lengua al español. En esas épocas todavía  no existía un traductor electrónico confiable menos que pudiese traducir una lengua a varias simultáneamente y era una verdadera utopía que se pudiesen traducir idiomas como el Taí al cantonés o el tagalo al afrikaans. Guzmán de Rojas estaba poniendo a Bolivia como país de avanzada en el mundo del software, por lo menos con el concepto. Además traía un nuevo paradigma de ecuación: La introducción de un idioma como el aymara que al parecer era ideal como nexo entre el resto de los idiomas, se habló que era parecido al japonés y a la misma vez al inglés pues carecía de palabras denominativas de género y al carecer de artículos facilitaba la traslación. Hasta aquí parecía una verdadera revolución, pero estaba basado erróneamente en el “concepto” de las palabras lo que hacía totalmente inexacto el verdadero significado de la connotación entre una y otra lengua. Además el aymara no tiene palabras nuevas que signifiquen avances tecnológicos como: avión, horno de microondas, computadora, etc. Google pudo lograr un poderoso traductor  (ver mi artículo google translater) que se basa principalmente en la función y la previsibilidad de las palabra y de lo que se quiere decir. Google compara millones de traducciones en milésimas de segundo y escoge la que más se aproxima al significado entre diferentes idiomas. Funciona como el cerebro de los traductores de conferencistas, estas personas “adivinan” por rutina lo que va a decir el expositor, pues se podría decir que “hablan lo mismo” y por tanto traducen a través del uso no del concepto.

Guzmán de Rojas en 1990  accedió a una entrevista donde decía que no quiso vender su programa de traducción basado en el aymara, porque “desconfiaba” de las grandes compañías de software. Sea como sea, nunca presentó un prototipo que funcione en la computadora de cualquier mortal. Pero no se puede negar que fue una gran idea sobrepasada a velocidad luz por el desarrollo vertiginoso de la web. Buscando en google la palabra ATAMIRI di con la página oficial de este gran emprendimiento lastimosamente truncado, que paradójicamente está únicamente en inglés… sin traducción.

comentarios
  1. Iber dice:

    Yo lo tomaría como un proyecto inconcluso, solitario y desaprovechado. Lamentable para una iniciativa de la talla teórica que represento.
    Sin embargo pienso que su evaluación y/o análisis esta en pie por quienes son de su competencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s