Los cascos azules de la ONU causaron más desastres en Haití que la OTAN en Afganistán

Publicado: diciembre 16, 2010 en ojo con el sordo
Etiquetas:, , ,

Ya lo dije en un antiguo post . La negligencia criminal intervencionista de la ONU termina por aplanar las ruinas de cualquier nación que tuvo la desgracia de sufrir una catástrofe. Ya es muy larga la lista de países que sufrieron a los cretinos burócratas y militares pagados por la ONU.

Haití no podía ser la excepción. Los funcionarios de la ONU comenzaron mostrando su histeria e incompetencia a las horas de ocurrido el terremoto haitiano. Más tarde, cuando se les pasó la parálisis no pudieron hacer nada a la hora de repartir comida y agua gracias a su marcada ineptitud y pese a que el aeropuerto y los almacenes estaban abarrotados de alimentos, los hambrientos haitianos tuvieron que esperar a que desembarquen los marines norteamericanos para poder salvarse de morir de hambre. Y como no podía ser de otra manera: los burócratas de la ONU no contentos con sus acciones, se les ocurre traer soldados desde Nepal que venían con un “regalito” el cólera.

Uno de los prinpales factores que posibiltaron el triunfo de las tropas británicas sobre los alemanes en el desierto, fue precisamente la disciplina sanitaria. A diferencia de los alemanes que defecaban donde podían, los ingleses cavaban un hueco y le ponían un “marco” de madera más una tela o trapo encima, para evitar que las moscas hagan contacto con la mierda. De esta forma evitaban diferentes enfermedades como la disentería y la diarrea galopante. Sin recibir un tiro cientos de soldados germanos cayeron muertos y enfermos por culpa de las moscas incluído Erwin Rommel que aquejado de un mal de estos se vió obligado a regresar a Alemania, con la consiguiente derrota del Afrika Korps.

Parece que los nepaleses y los gurkas no aprendieron nada del ejército Imperial Británico. Estando en Haití tiraron sus excrementos directamente al río Artibonite  infectando aguas abajo a los pobres haitianos. Pero esta historia de imbecilidad macabra no termina aquí. En un reportaje de la CNN, se muestra a una doctora de Médicos sin Fronteras tratando de conseguir sales y sueros rehidratantes en un gran almacén de la ONU. Como si fuera lo más normal, viniendo de la burocracia cretina de esta entidad: estos materiales le son negados, aduciendo que “la epidemia no ha concluído”. Seguro que para este imbécil funcionario de la ONU la epidemia concluirá cuando mueran todos los ahaitianos y recién distribuirá las ingentes cantidades de suero que hubiesen podido salvar cientos de vidas.

Nada raro que la ONU sea el engendro de la Sociedad de Naciones que produjo el peor tratado de la historia mundial: “El tratado de Versalles”, pero eso es otro tema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s