Claudia Marquina; Amando a una hermosa quechua y cochabambina

Publicado: octubre 24, 2007 en ojo con el sordo
Etiquetas:, , , ,

CLAUDIA MARQUINA
Una noche ventosa valluna me sentí como si las paredes de toda mi casa comenzaran a cerrarse sobre mi como el basurero de “La Guerra de las Galaxias” que trata de triturar a los héroes, para pasar el mal trago salí a caminar por la ciudad de Cochabamba esperando que no me apechugara, al rato me aburrí de estar sentado en la plaza principal y decidí que era mejor hacerme triturar en casa que estar contemplando hipnotizado a unos niñitos monstruos que correteaban felicez y más allá una banda de polichinelas mendicantes argentinos y chilenos.
Al pasar por la catedral noté por primera vez la existencia de un café, mientras las empleadas trapeaban el piso una de ellas se encontraba en la puerta de entrada apoyada en la pared hablando por celular y riendo coqueta con algún zoquete al otro lado. Ni me miró pero yo sí a ella. La miré de arriba abajo, de izquierda a derecha rematando con un arco visual de 360º y pese al esfuerzo visual no me cansaba de mirarla. Ella arqueó una de sus cejas me atisbó por el rabillo de su iris negro con la misma falta de color que un sol negro pero con esa fuerza gravitatoria que es capaz de atraerte y mandarte a otra dimensión.
No me sentí lo suficientemente seguro de mí mismo como para hablarle así que seguí mi camino marcando el lugar donde la había visto y anotando en mi libretita que debería volver a ese changarro lo más antes posible. Pues obviamente la volvería encontrar, pero esa noche estaba tan negativo que pensé que presentaría renuncia a su trabajo de meserita esa misma noche y que nunca la conocería.
Pasaron los días y pese a que me gustó mucho me había olvidado de nuestro encuentro, además perdí mi libretita. Fui a la catedral para una misa de 4 años de un difunto o difunta, ya no me acuerdo no entré a la nave porque soy agnóstico y porque vi su silueta sensual caminar e ir de mesa en mesa sobre decenas de cabezas que giraban como giroscopios en su dirección, atraídos por sus cadenciosos movimientos de hermosa damisela pizpireta, haciendo arabescos con su bandeja y los cafés humeantes. Como una flecha entré al localucho ese y me senté en una de las mesas más lejanas a la barra para poderle admirar más y por mayor tiempo, mientras recorría todo el amplio salón.

No me gusta el café así que pedí una limonada, al momento trajo la bebida y se dio media vuelta como una modelo profesional, mostrándome sus hermosas posaderas que apenas cabían en su jean totalmente ajustado, me imagino que ponerse esos pantalones streach debe necesitar el concurso de varias personas para meter a la niña dentro.
Pero como todo tipo sabe, es mucho trabajo, dinero y tiempo conquistar a una mujer, así que pagué mi limonada le dejé una propina miserable y me fui.
Pasó un tiempo y cada vez que pasaba por esa zona la veía y obvio mis ganas de poseerla también.
– Aquí hago una acotación que no tiene nada que ver con Claudia pero es la cruda realidad. Lo bueno de las rameras es que se paga, se consuma la relación sexual y uno regresa a casa sin ningún sentimiento de culpa, excepto la pena por el dinero perdido, no hay ni involucramiento de sentimientos ni nada por estilo es un excelente ejercicio para una persona irresponsable como yo. En cambio conquistar a una mujer que no sea putita, aún una secretaria es harto trabajoso y siempre uno termina no digamos enamorado pero sí con cierta responsabilidad que es muy molestosa de llevarla por cierto.
Ok Volvamos a Claudia. Decía que no quería hablarle porque al final terminaría involucrándome con ella, pero como la tentación no espera, llevé a mi amigo al café para que me diera su opinión sobre esa quechuita sexy. Le dejó casi 10 dólares de propina por el sólo hecho de que nos trajo un cenicero, en la mesa del frente encontramos a su papá con un amigo el Efito que habían ido al changarro para conocerla. Varias generaciones de cochabambinos y no cochalas se habían enterado de la existencia de la señorita y abarrotaban la sala sorbiendo café todo el día y contemplando la sensual cara y cuerpo de Claudia.
.


foto: Percy Herbas) Claudia recostada en mi viejo sillón de dentista. Chequeen su mirada pillina
Mi amigo se aficionó de ella y me dijo que le había hecho el mayor favor de su vida al llevarlo a conocerla, eso despertó mi sentido del “perro del hortelano” y como es mi costumbre ataqué a la meserita apechugando por adelantado las consecuencias de mi enfermedad mental. Por esas fechas estaba locamente enamorado de Patricia aunque no lo sabía pero lo intuía; como jamás me enamoré de dos personas a la misma vez tenía cierta inmunidad con la meserita así que no me importó más nada.

Yo era un cliente nuevo no sabía nada de ella, sólo que sus pestañas eran larguísimas pero por suerte apareció un amigo Victor Hugo Romero que trabajaba como periodista yo le decía de “cariño” Candelo porque era parecido a un mafioso chulo de la avenida Aroma, casi vivía en el antro cafeínico sabía muy bien quién era Claudia, le saqué la información principal e hice que me la presentara. A Claudia Marquina le caí bien y conseguí su número de celular, al día siguiente la llamé me contestó con voz débil pues noche antes se había emborrachado, le dije que la invitaba a cenar, me dijo que sí, esa noche me alisté bien pero nunca fue. No me desanimé y volví al local cargado de promesas. Candelo me dio una mano, afirmando, asegurando y asintiendo con la cabeza todas las medias verdades que le decía.

Nuevamente quedamos en vernos y esta vez sí apareció, nos vimos en el Brazilian Coffe un local bastante malo y carísimo asentado en El Prado (A los visitantes de CBBA no se les ocurra ir a esta mierda de local les advierto) Ni bien llegó pedí inmediatamente varios vasos con wisky mi plan era el ortodoxo, o sea “tratar de emborrachar lo más rápidamente a la dama en cuestión teniendo mucho cuidado de no emborracharse uno mismo”. Como ya dije que estaba enamorado de Patricia pues cargaba una foto de ella que salió publicada en un periódico de CBBA, le mostré y ella me contestó algo que jamás me lo esperaba en la primera cita. -Dijo que le encantaría poder acostarse ella, Patricia y yo… Dejé caer el vaso (los del Brazilian me cobraron el vaso como si hubiese sido de cristal de roca, ladrones) con la emoción del sólo hecho de imaginar esa visión que me proponía Claudia, acotó que no era lesbiana que nunca se había acostado con una pero que le gustaban muchísimo ver y admirar a las mujeres. Fui al baño me puse de rodillas y agradecí al altísimo por la oportunidad de cumplir mi sueño dorado, tener a dos hermosísimas mujeres y de estar enamorado por lo menos de una de ellas.
Volví muy contento, le tomé la mano y le di un casto besito en sus labios, cuando la abracé sonó su celular y salió disparando del local, huyó, no sabía como detenerla pero aseguró que le llamaba un amigo y que se había citado con él con anterioridad. No soy muy tonto, me di cuenta que esta mujercita estaba con otro tipo, no me extrañó para nada, aunque me molestó, tenía la esperanza bien fundada de verla de nuevo y de hacer realidad lo que con tanta fe había estado esperando, varias vidas anteriores.
Pues yo era uno más entre las legiones de admiradores y festejantes que tenía Claudia, el café ese era su cantera donde podía escoger al tipo que mejor le cuadrara. La meserita conocía todos y cada uno de los restaurantes de lujo deCBBA. Volví y volví a la espendedora de agua caliente con cafeína; le conté a Candelo sobre lo que había sucedido en la anterior cita, como este cuate era viejo cliente me contó que a comparación con los demás festejantes de Claudia yo había llegado muy lejos, luego me hizo una lista extensa casi como la guía telefónica de Tarija de hombres a cuáles había burlado y dejado plantados. Y cosa rara no sabía de ningún cliente cafeinómano se haya tenido sexo con ella. Eso me intrigó, por ello la invité nuevamente a salir, ella aceptó con la sonrisa sexi que la caracterizaba…
Me plantó una y otra vez hasta que me cansé y no volví a buscarla ni la llamé, pues “Gracias a Dios no estaba enamorado de ella”. Una madrugada a las 3, mi celular comenzó a sonar en mi oreja mientras dormía, sobresaltado respondí, era ella. Estaba llorando, mi felicidad de que me llamara se convirtió en turbación In crescendo; me dijo entre suspiros mojados que todo el mundo la estaba persiguiendo que era víctima de un enorme complot que se estaba armado al compás de un sádico plan que el mundo estaba ejecutando en contra de ella, que no paraban de llamarla de acosarla de seguirla, me dijo que yo no me llamaba como me llamaba que yo no existía y que era simplemente un invento perpetrado por una mano invisible. Por un momento me hizo dudar sobre mi propia existencia, mientras hablaba dislate tras dislate me miré al espejo asegurándome que mi ser no era ningún inventó, le pregunté con delicadeza si estaba borracha o si se había drogado accidentalmente con algún medicamento. Me contestó que su sobrino recién concebido (hacía 37 horas atrás) había recibido una dosis letal de rayos X pues mamá se rompió un tobillo y al sacarle las fotos no habían protegido al feto entonces este iba a nacer muerto o peor a sufrir cáncer ya nomas…. En esas historias lacrimógenas se fueron casi dos horas, como mi insomnio costaba la consolé, la calmé y rematé volviendo a invitarla a salir para que con mayor calma me contara esa conspiración mundial en su contra.
Me hice dar la dirección de su casa y a los 2 días estaba en el umbral de su puerta, firme esperando por ella para llevarla a mi casa, por suerte salió y me acompañó pero con la advertencia que tenía que viajar al campo pues vendería uno de sus terrenos, no tenía mucho tiempo así que metí a fondo el acelerador en una curva de Sacaba, casi me estampo en la pared, pero eso no importaba, tenía que estar con ella en mi casa a solitas.
Me relajé un poco teniendo a Claudia en mi cocina, le invité una Coca-cola pues no había tiempo para emborracharla ¿Qué le podía decir que no le hayan dicho antes? Pero ella me contó que Fernando Aguilar (este tipo es un gandul cretino que hizo una teleserie paupérrima y que gracias a él no me dieron un crédito en CONACINE pues nunca devolvió los 10.000 dólares que se había prestado) le estaba dando clases de actuación en su casa y que le había prometido hacerla estrella (qué coincidencia yo también quería hacer lo mismo con ella) luego me aceleró las pulsaciones a mil cuando me pidió que le acompañara a recoger, donde este pelotudo, unas fotos desnudas que le sacaron, cuando estaba por decirle que sí, me metió sorpresivamente su lenguita, mi tensión acumulada estalló y me prendí a sus labios como una sanguijuela, la abracé hasta casi sofocarla y entre recuerdos de vértigo la llevé a mi cama (Previamente había tendido y perfumado mi tálamo) cuando estaba besando sus senos con fruición me di cuenta que tenía un símbolo fálico tatuado (con ese horrible color verde) en medio de sus senos y que sólo se le veía cuando sus tetitas se separaban, fue la única parte de su cuerpo que no le lamí pues es de mala suerte tocar algo fálico. Pero sí puedo contarles que fue el mejor cunilingus que le hice a persona alguna desde que tengo 12 años, fue como entrar a una pequeña casa de chocolate y disolver a besos las paredes azucaradas, no existe comparación con chapar esa sonrisa vertical… No voy a extenderme con estos detalles. La cosa es que queriendo sin querer estuve a punto de ser encoñado fatalmente. Pero menos mal que no pasó porque estaba obsesionado con otra mujer.
Ok nuevamente a las 3 de la madrugada sonó mi móvil, era ella quería verme urgentemente para hablarme, estaba llorando, nos vimos en la Plaza Sucre, después de casi un mes, mismo tiempo que calculo no se bañó, estaba horrible con una gran depresión, me contó la verdad de la milanesa: Tenía una relación con un hombre casado (era uno de los mozos del café, la autodestrucción de esta señorita era tal que pudiendo escoger entre un viejo millonario o un joven amante… se metió con el peor… un pelotudazo con familia) relación que terminó gracias a que el conocido Fernando Aguilar fue con el cuento a su madre, esta le prohibió verlo, el amante casado fue a la casa de Aguilar a vengarse por la alcahuetería, este ni corto ni perezoso hizo encanar al casadito, etc, etc.
A mi no me importaba realmente porque estaba en camino de sufrir una depresión más grave que la de Claudia pues mi relación se estaba terminando de mala forma con Patricia, así que le presté mi hombro para que llorara. La había visto en la peor de sus fachas y no tenía intención de volverla a encontrar prontamente. Pero después el que llamo a las 3 de la madrugada fui yo, quería contarle mis cuitas, así que nos reunimos en un restaurante para ver el partido del mundial Francia vs España, nos comimos un pique-macho y tomamos unas cervezas, luego lueguito entré a la peor etapa de mi vida (hasta ahora) me hundí en una severa depresión donde todos los días nacían muertos y en la noche dormía con mi propia muerte, pero la tecnología me ayudó nuevamente tomé varias cajas de antidepresivos y cosas similares, hasta mientras no me había importado la vida de Claudia ni nada hasta que volví a verla por coincidencia, me consoló un par de veces, una vez salí a caminar sin rumbo y terminé en casa de Claudia, luego por algún motivo que ni ella sabe, menos explicarme, nunca más contestó a mis llamadas, le mandé un mensaje insultante, luego Claudia Marquina me llamó para pedirme explicaciones yo le pagué con la misma moneda no contestando sus llamadas por días hasta que se cansó y por último me robaron mi celular y con el aparato su número así que no volví a verla más. Cosa que no me molesta.
comentarios
  1. Anonymous dice:

    Me acuerdo de ella, si estaba de rrrricaaaaa, incluso un viejo le dio 150 dólares de propina una noche. Ademas enloquecio a todos los viejos y jovenes del lugar tenia un cuerpazoy era mas coqueta

  2. ojoconelsordo dice:

    Se lo tenía bien merecido

  3. Anonymous dice:

    Si estas hablando del cafe de la Esteban Arze… Estaba para chuparle hasta las patas de su cama
    PALABRA!!!!!

  4. ojoconelsordo dice:

    Eso hice palabra!

  5. CIEGOSORDOMUDO dice:

    ESTUVE EN EL CAFE VIVALDI, AL LADO DEL CAFE DE LAS BUENAS MINAS.CADA DIA HAY MAS DE ESAS COMO FLORES SILVESTRES, INCULTAS, BUSCAN TRABAJO Y A VECES MATAN…

  6. ojoconelsordo dice:

    Si, pero Claudia era la más bella de todas, volví varias veces a ese café y no encontré alguien que más o menos le haga sombra, te estoy hablando de casi 2 años atrás.

  7. Anonymous dice:

    oye loca mandame las otras fotitos de esta ñatita a mi correo

  8. ojoconelsordo dice:

    jajajajajaj oye nunca vi un billete de 100 euros, me puedes mandar a mi correo¿¿¿¿¿?????

  9. Anonymous dice:

    Muy buena la foto en la ducha.

  10. Anonymous dice:

    Loca excelente relato, tienes un punto de cabroncete y victima, como la cancion de julio iglesias “un truhan un señor”….me has hecho pasar un buen rato leyendo algo entretenido, dejate de hacer de critico politico y mas bien prosigue con estos relatos pseudo biograficos que tienes y si lo aderezas con esta clase de fotitos la verdad es que tus lectores (yo y 4 gatos mas) lo agradeceran

  11. ojoconelsordo dice:

    En laducha y en la tina

  12. ojoconelsordo dice:

    Que no se vean claro es lo bueno del erotismo,fotos más claras o son pornografía tipo bolita o fotos para estudiantes de ginecología

  13. ojoconelsordo dice:

    Pues aprovecha que todavía es gratis. GRATIS

  14. ojoconelsordo dice:

    Como buen vendedor de droga, primero gratis y luego al triple del precio del mercado

  15. Anonymous dice:

    Muy buen relato y la mina esta muy rica, creo que yo tambien se la hubiese chupado todito. Ese es un placer de gourmet

  16. Anonymous dice:

    mami rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrica

  17. ojoconelsordo dice:

    Chas gracias… Aunque el sabor no es muy importante sí juega un buen papel.

  18. ojoconelsordo dice:

    Creo que voy a dar un seminario-taller sobre cunilingus a todos las que me soliciten y a los tipos que no sepan lo que significa la palabra, menos como se hace.

  19. Anonymous dice:

    Jorge Excelente relato muy realista

  20. Anonymous dice:

    Y las fotos estan del carajé

  21. Anonymous dice:

    Jjajajaj me gusto ire por ese cafesito enseguida je,je

  22. ojoconelsordo dice:

    Gracias Jorge, no conté todo por temor que clasifiquen a este blog como pornografico

  23. ojoconelsordo dice:

    Pues llegarás tarde hace más de un año que renunció pero no te digo que no vayas, pero la vas a esperar sentado

  24. ojoconelsordo dice:

    A propósito no se nada de esta mujer creoi que como todas se fue a España a recolectar espárragos, jajajajaja

  25. herlan dice:

    la neta si es relinda ya me me la encontrare

  26. herlan dice:

    y me la comer

  27. visiocad dice:

    Me gustaria ver las fotis please mandenmelas,algun dia podria cruzar m icamino con esa belleza,mierda vi ese cafe y nunca entre ,ahora vivo tan lejos, ni modo,asi es la vida

  28. visiocad dice:

    por si acaso mi correo es cd_of_games@hotmail.com

  29. andres dice:

    a esta imilla me la soné como a tambor, es muy perra

  30. […] en los cuates que estaban sentados al filo de la barra.Ese fue el máximo placer que tuve en esa “relación” con […]

  31. jose v. dice:

    Me da mucha pena verla a claudia con este relato, es una hermosa chica. Ella es mi vecina como hay personas que no son fotogenicas por q ella es muy hermosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s