Bangkok Attack

Publicado: octubre 13, 2007 en Sin categoría
Etiquetas:, , , ,


Bien conseguí un dinerillo extra y pensé que sería bien invertido en un viaje por ahí. Como no me interesa Miami (a todos los bolivianos les encanta menos a mi) Woody Allen dice “lo único que hay en esa ciudad para ver son los semáforos”; pues me fui a Tailandia.
En Tailandia hay muchas cosas para ver pero no se puede decir que sea un turista intelectual que le gusten solamente los templos y los museos ni mucho menos, así que revisado Bangkok rápidamente me fui a Pataya y luego regresé.. Para qué les cuento. Mejor les cuento.
Bueno tardé exáctamente 12 horas en ver las maravillas tailandesas, elefantes, templos, templos budistas, elefantes, monjes budistas, elefantes, miles de nazis (alemanes), miles de ingleses, elefantes y lo mejor: LA MUJER TAI.
Ni bien llegué al hotelucho donde me alojé, raudo salí a gandulear por las calles colmatadas de gente. Bolivia tiene 9.000.000 de habitantes en 1.000.000 de km2 , Bangkok 10.000.000 en algunos km2. O sea la promiscuidad es inevitable, excelente.
La tercera noche de mi estadía estaba entrando en un chak’i (resaca) sexual, hasta que un barcillo de Nana Plaza (No vayas a esta plaza si quieres dar de comer a las palomas) la encontré. Se llamaba Bao, así de simple, no sé si el apellido lo llevan por delante del nombre de pila o atrás, la cosa es que me quedé prendado de ella. La vi prácticamente entre miles de mujeres hermosas que se muestran en unos puestos de ventas sin paredes iguales a los que existen en nuestros países latinoamericanos pero que sirven para vender ropa. Si alguien no lo entendió, estas damas venden sexo.
Ella estaba con una mini-mini de latex color rosa pero furiosa ( me refiero al color) Me abrí campo a codazos por una abigarrada masa de gordos teutones hasta llegar a ella. Nuestras vistas conectaron y yo vi estrellas (no las mismas que se ven cuando se recibe un golpe en la cabeza) Con formas de ositos cariñositos. Le invité un Schnapps y mientras hablabamos de negocios le acariciaba suavemente su rodillita. Al final convenimos en un precio razonable, pagué la salida al “pimp” del changarro y nos fuimos con rumbo a mi hotelito. Ella chequeó sus instrumentos en los que sobresalía una gigantesca botella de “aceite para bebés” condimento mágico para el archiconocido “Masaje Tailandés”.
Bao era realmente una verdadera diosa, era Afrodita misma, lo malo de tener una mujer suprasexy, una mujer non plus ultra sexy es que uno puede terminar rápidamente el acto amatorio (involuntariamente) y esto para cualquier buen entendedor es una verdadera tragedia. Pero yo tengo el remedio contra este mal que aqueja a los amantes de la belleza femenil. Y se los cuento enseguida…. ….

Este monstruo (el de la foto, es un verdadero basilisco) se llama Andrés Soliz Rada, es un periodistilla boliviano muy comunista, si no fuese por este espectáfico Bolivia hubiese exportado gas a Brasil desde 1973 y no desde 1995. Evo el “ape” le nombró Ministro de Hidrocarburos con la misión de refundir Yacimientos Fiscales Bolivianos, como este ente maligno era hipercomunista fracasó rotundamente en su cometido y fue expulsado de su puesto por mongólico.
Pero mi caro Andrés Soliz Rada es un excelente remedio contra los problemas sexuales. A saber:
Bao se untó su espectacular cuerpo con el aceite (se supone que estaba desnuda) y yo tembloroso sobre la cama superking con el sentido de la vista esclavizando mi cerebro. Se subió sobre mi y lentamente comenzó a darme un masaje (realmente fuera de este mundo) maravilloso, masaje sostenido y rítmico que me lo daba generosamente con sus piernas, antebrazos, senos, monte de Venus, o sea con todo su cuerpo . Y yo hundido en el más hondo placer, mi cerebrito era un charco de serotonina. Y cuando el aceite( lo único que separaba nuestros cuerpos) comenzaba a inflamarse por el roce y el calor pues tomé la batuta y el mando, en otras palabra pasé a copular. Pasó un cortísimo tiempo y ya venía venir el final del placer demasiado temprano, entonces pasé a ejercitar mi cerebro y a ordenarle pensar según mi técnica hiperbórea de contingencia. Es decir pensé e imaginé (con muchísimo esfuerzo) que Bao era Andrés Soliz Rada. Siiiiii el de la foto de este mensaje . Pensé que besaba esa gigantesca bocota llena de dientes… Resultado pude dominar el cunda linde y gracias a ello pagué a Bao un plus porque me había pasado de la hora.

comentarios
  1. Javier Sandoval A. dice:

    Por Dios Santo !!!. Jajajajaja. Este tipo realmente está torcido. Hace gala de sus dotes de conquistador de protitutas y todo suelto de cuerpo nos cuenta como “orgullosamente” aguantó un par de minutos extras (ya nos confesó que tiene eyaculación precoz), pensando en un HOMBRE.
    Y bueno…cada loco con su tema.

  2. Chalito dice:

    Pattaya, la isla de James Bond y tantos lugares exoticos q hay en Thailandia, comida, paseos, mujeres…aqui hay que conocer un poco la cultura, porque de esa poblacion son 9% ex-hombres (bellas) ..sin embargo la diversion ,bares y nenas …NO HAY LUGAR MEJOR EN EL PLANETA TIERRA..y barato. Budapest…es de renombre en esta industria….pero es como un Toyota ante un Ferrari.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s